Beneficios del transporte marítimo de corta distancia

11 Jul 2018
Consigmar CW
1080
0

Conocido como Short Sea Shipping (SSS), el transporte marítimo de corta distancia (TMCD) se ha convertido en la alternativa más económica para llegar más lejos.

Las mercancías viajan entre puertos situados en la Unión Europeo, en países con línea de costa en mares ribereños que rodean Europa y, a lo largo costas, islas y ríos, a nivel nacional, formando parte de una cadena logística.

Por estas Autopistas del Mar se transportaron 248 millones de toneladas de mercancías durante 2017, lo que representa un crecimiento del 6% respecto al año anterior.

Ventajas del Short Sea Shipping

Las restricciones de tráfico, junto con los costes de combustible y peajes, suponen una gran diferencia el optar por el transporte marítimo de corta distancia. Con ello, el tiempo en esta modalidad cuenta con vías rápidas cada vez más eficientes, en particular hacia el comercio exterior.

Sin embargo, lo que convierte al TMCD en una solución de transporte competitiva es la conformación de cadenas marítimo-terrestres para servicios puerta a puerta.

Aún cuando se trata de grandes volúmenes de carga, los servicios de tipo ro-ro (con embarque y desembarque por rodadura) utilizan el transporte marítimo como infraestructura alternativa, facilitando las operaciones en comparación con los servicios lo-lo (con embarque y desembarque por grúas).

El transporte combinado, así como el intermodal y multimodal, conforman un engranaje que asegura el transporte de mercancías de manera muy eficiente, contribuyendo a la reducción de emisiones contaminantes y a evitar las congestiones de tráfico en las carreteras.