Contenedor marítimo – descubre qué cabe dentro

21 Mar 2020
Consigmar CW
107
0

Ellos son la base que hace posible el traslado de mercancías a nivel global. Poseen medidas estándar para para facilitar ser estibados en los buques sin necesidad de calcular o diseñar un diagrama en cada carga. Cuentan con solidez, están nivelados y resisten el uso frecuente, el tratamiento brusco de la cargas y descargas. Sin embargo, aún queda por responder una pregunta que muchos comerciantes que se inician en las importaciones o exportaciones necesitan saber: ¿Cuánto entra en el interior de un contenedor marítimo?

¿Qué dimensiones tiene un contenedor marítimo?

Antes de poner ejemplos prácticos de lo que puedes cargar dentro de un contenedor marítimo, veamos cuáles son sus dimensiones:

Medidas externas 

Ancho: 2,43 metros

Largo: 6,05 metros

Alto: 2,59 metros

 

Medidas internas

Ancho: 2,35 metros

Largo: 5,89 metros

Alto: 2,39 metros

 

Medidas de la puerta

Ancho: 2,34

Largo: 2,28

Además de conocer el tamaño del contenedor, es de suma importancia tomar en cuenta el trincaje, ya que este nos asegura que las mercancías lleguen sanas y salvas a su destino. Ahora veamos qué puedes poner dentro de un contenedor que está diseñado para albergar una carga máxima de 28.260 kilos.

¿Qué entra dentro de un Dry Van 20′?

Ahora es momento de ver qué podemos poner en un contenedor Dry Van 20′ para transportarlo al otro lado de la orilla. En las casi veintiocho toneladas que pueden entrar en un contenedor para viajar por mar, se pueden ubicar diez pallets estándar u once europallets. Veamos ejemplos de lo que puedes transportar dentro de uno de ellos:

  • Cincuenta y cinco neveras
  • Cincuenta y cinco mil peras o manzanas
  • Cuatrocientos televisores plasma
  • Docientos colchones de dos plazas
  • Un automóvil
  • Dieciocho mil kilos de arroz
  • Quince toneladas de pescado
  • Trece mil botellas estándar
  • Todo el mobiliario de un apartamento pequeño
  • Cuarenta y ocho mil plátanos
  • Veinte toneladas de maní

Cabe destacar que estas cantidades contemplan el espacio libre que nos conviene dejar para poder realizar las maniobras de carga y descarga. En el caso de los colchones, la cantidad a transportar aumenta cuando estos son envasados al vacío, ya que la ausencia de aire reduce considerablemente su tamaño.

Como se ve, hasta es posible realizar una mudanza completa dentro de un solo contenedor, siempre y cuándo esta corresponda a lo que contiene un apartamento pequeño.