Demanda transporte marítimo de carga – ¿Cuál es su futuro?

15 Ago 2020
Consigmar CW
86
0

La demanda transporte marítimo de carga ha transitado por una evolución que estuvo marcada por diversos factores. Entre ellos se destacan los costos implicados en el cumplimiento de la reglamentación del medio ambiente. A su vez, las estrategias comerciales marítimas, junto con el transporte marítimo en la ruta del Ártico y con la iniciativa de la Franja y la Ruta, han hecho que la demanda del transporte marítimo de carga se volviera incierta. ¿Qué le depara el futuro a este sector?

¿En dónde radica la demanda transporte marítimo de carga?

Los factores que marcan el ritmo de la demanda transporte marítimo de carga son los siguientes:

  • Nivel de demanda de los bienes que transportan
  • Modificaciones en los tiempos de envío mediante la creación de nuevas rutas por mar
  • Crecimiento del comercio
  • Regionalización de rutas comerciales
  • Efectos de la transición en la obtención de energía

El crecimiento del comercio

Si bien la población continúa creciendo, y de acuerdo a las estadísticas lo seguirá haciendo, existen otros factores que modifican los hábitos de consumo. Mientras las economías más fuertes, tales como la china, deben enfrentar el envejecimiento de su población, aquellas que renuevan sus consumidores de forma más acelerada, deben afrontar la realidad su debilitamiento. Por lo tanto, un consumo que solía estar en auge, ahora se empieza a apreciar su retracción.

La respuesta para muchas de estas economías radica en fomentar el consumo interno. Este hecho nos nuestra que la globalización ha alcanzado su punto máximo y ahora comienza a replegarse.

Regionalización del comercio

De acuerdo a los últimos informes de International Transport Forum (ITF), el comercio se está regionalizado. Por lo tanto, se explica en que la prioridad ha pasado de estar centrada en la contratación de mano de obra barata, para centrarse en menores tiempos de entrega. A medida que el comercio internacional afianza sus raíces en la regionalización, la demanda del transporte marítimo de carga disminuye.

Cambio energético

En un principio se creyó que la transición del petróleo y del carbón al gas natural, iba a influir enormemente en los precios del transporte marítimo. Sin embargo, hoy ya se puede calcular el porcentaje y este no excede el 1% de aumento en los precios de importación.

Cambio climático

El cambio climático ha tornado a los mares más peligrosos. El resultado es que el transporte marítimo será más peligroso y, por ende, más caro.

En conclusión, la demanda transporte marítimo de carga se encuentra en un punto bisagra. Existen elementos que lo favorecen, los cuales son los menos. Por otro lado, se encuentran los que atentan en contra de su supervivencia. Solo resta esperar y confirmar hacia dónde se decantarán los mercados mundiales.