Depuradores circuito abierto – la controversia ya está sobre la mesa

16 Ago 2019
Consigmar CW
472
0

En enero del 2020 entrará en vigencia el nuevo límite global de azufre. Para cumplir con la nueva normativa al respecto, las empresas marítimas han incorporado el sistema de depuradores circuito abierto, los cuales consisten en la limpieza de gases de escape en los buques. El problema se suscita debido a que este sistema necesita descargar aguas de limpieza al mar mientras se encuentra anclado al puerto. Ante esto, puertos como el de los Emiratos Árabes Unidos y Singapur decidieron prohibir el uso de los depuradores de circuito abierto. Por lo tanto, el debate ya está planteado.

¿Depuradores circuito abierto o híbridos?

Cuando la solución para evitar las emisiones de azufre parecía estar bajo control gracias a la implementación de los depuradores circuito abierto, nuevos costes deberán ser asumidos por los propietarios de buques.

El puerto Fujairah multipropósito de los Emiratos Árabes Unidos y el puerto de Singapur decidieron prohibir los depuradores de limpieza de gases de escape, es decir, los de circuito abierto, para preservar el buen estado de sus aguas a nivel costero.

Ante tal resolución, Alfa Laval ofrece una nueva opción: los híbridos.

Los híbridos son la solución para los operadores que realizan su limpieza con circuitos abiertos en áreas en las que existen restricciones al respecto o en aquellas en las que tales prohibiciones ya se ven venir.

No obstante, la transformación de un circuito abierto a un híbrido implica un coste extra para llevar a cabo la transformación.

Detalles del proceso de transformación de circuito abierto a híbrido

Para transformar un circuito abierto a híbrido, se necesita instalar lo siguiente:

  • Tuberías desde el depurador hasta el casco
  • Entrada y salida de agua (por lo general mediante la instalación de dique seco)
  • Bombas de agua de mar
  • Armarios eléctricos
  • Análisis de equipos y tendido de cableados
  • Equipos de limpieza de agua
  • Intercambiadores de calor
  • Bombas de circulación 
  • Tanques

El proceso dura como máximo veinte días. Durante este tiempo, el buque permanecerá inactivo.

A los efectos de reducir el tiempo de espera al mínimo, Alfa Laval propone dos soluciones:

  • Instalación del lavador dentro del embudo
  • Sistema E/S remota, el cual requiere de una cantidad menor considerable en el cableado.

Dentro de las tendencias actuales en transporte marítimo, se encuentra el ecosistema marítimo autónomo, el cual creemos te interesará conocer.