Problemas que pueden sufrir los contenedores en destino

30 May 2017
CONSIGMAR | CW
377
0

Lidiar con la importación y exportación de mercancía requiere de un amplio conocimiento sobre logística, manejo de contenedores y su respectivo papeleo. Hay que estar atento a las inspecciones aduaneras y contar con una agencia de transporte que sepa cómo actuar ante un percance.

Como especialistas en transportes internacionales, en Consigmar hemos tenido que resolver múltiples situaciones indeseables. Por este motivo, hemos recopilado los 5 problemas que pueden sufrir los contenedores en destino para que así usted esté bien informado sobre cómo evitarlos.

Incidentes con el despacho aduanero

Esto se debe a diversas causas habituales y en especial al país donde llega la carga para su inspección. Dependiendo del puerto, usted puede ser objeto de un control en función de la procedencia, el tipo de mercancía o por razones aleatorias.

Lo fundamental es facilitar a los funcionarios los datos exactos sobre la carga. La transparencia forma parte de los buenos negocios, por lo que así evita la sospecha. Mientras más completa sea la información, menos contratiempos, se agiliza el despacho y se evitan retrasos.

Documentos necesarios

Algo que no puede faltar por la dificultad que representa su sustitución por parte de los inspectores de aduanas, es el bill of lading. Como documento que garantiza el envío, su ausencia representa un inconveniente que causa demoras y problemas con la liberación de la mercancía.

En esta situación debe cerciorarse de que el conocimiento de embarque original sea tramitado de forma segura. Si usted cuenta con una excelente logística de transportes, puede hacer uso del expressrelease o telexrelease para agilizar el proceso.

Impuestos y aranceles omitidos

Dependiendo de la mercancía que piensa transportar y la nación en cuestión que recibe la carga, podrían exigir ciertos documentos específicos para su tramitación. Esto se debe a que algunos productos tal vez sean ilegales, requieran permisos especiales o aranceles.

Lo más aconsejable es conocer bien el Código HS del producto que desea exportar. De esta forma puede asegurarse de tener los papeles correspondientes para las distintas aduanas y usted evita que el envío no sea liberado por el pago de impuestos o aranceles que estaban estipulados.

Sobrepeso o carga dañada

A menudo, el peso del contenedor presenta discrepancias con la documentación. Si existe sobrepeso, el cargador no podrá transportarlo por carretera porque supera el límite permitido. Cada vez que envíe, tenga en cuenta dicha regulación y la masa bruta verificada de la OMI.

Se sabe que la mayoría del daño a la carga se debe a una estiba inapropiada o un mal embalaje. Por ello es importante saber cómo preparar correctamente un contenedor de 20 ó 40 pies. Asegúrese bien de que la mercancía esté bien organizada y la logística sea la adecuada.

Contenedor extraviado

Dado que los puertos representan espacios enormes que siguen creciendo por la continua demanda de expansión y los megabuques, perder un contenedor resulta algo normal. Aunque es algo inevitable, implica un reto aún mayor cuando usted confía el envío de sus productos a una compañía de transportes cualquiera.