Overstock y sus altos costes

21 Dic 2017
CONSIGMAR | MK
138
0

Controlar el Overstock

Los inventarios son el “corazón” de la cadena de abastecimiento, un adecuado control del mismo requiere de toda la atención posible por parte de los gerentes de logística. Una efectiva y eficiente administración del control del inventario garantiza un proceso saludable y una cadena estable.

La planificación juega un papel muy importante al momento de realizar los reabastecimientos de los niveles de inventarios, pero en muchas ocasiones no se realiza de la manera correcta, ya sea porque se carece de una estimación de ventas o no se consideran todas las variables que pueden afectar el comportamiento de los consumos promedios mensuales de las mercancías, estos factores ocasionan dos situaciones desfavorables para el negocio:

  1. Ruptura en los niveles de inventario.
  2. Compras excesivas de mercancía, lo que ocasiona altos costes de mantenimiento, resguardo, obsolescencia y poca rotación del inventario.

El overstock es la cantidad excedente de inventarios dentro de nuestras bodegas, una adecuada y eficiente gestión del inventario debe garantizar en todo momento la cantidad justa para entrega al cliente interno y externo, considerando todos los tiempos para que el proceso de reabastecimiento se realice en el momento justo, el incremento en los niveles de inventarios generalmente sucede por dos situaciones:

  • Cambio en el comportamiento del mercado: Esta es una variable exógena al proceso, ocurre cuando la oferta supera a la demanda, casos puntuales pueden ser, la entrada de un competidor fuerte al mercado, o un desastre natural que puede afectar el movimiento normal de los productos, una crisis, una huelga o cualquier otra causa que desencadene una reacción de abstinencia en el mercado.
  • Mala planificación: Este es uno de los errores más recurrentes dentro de la cadena logística, es una variable endógena del proceso, y por lo tanto puede ser controlable, muchas veces presionamos a nuestro operador logístico por agilización de trámites y proceso de importación, lo que se traduce en un incremento de costes para nuestro negocio y por ende para nuestros productos. Este tipo de situaciones debe evitarse en la medida de lo posible y el área de compras deberá estimar tiempos correctos y acordes a la demanda de productos.

Las navieras tienen tiempos de ruta establecidos y difícilmente pueden adelantarse, por lo tanto una vez embarcada nuestra carga sólo queda esperar a su llegada, en este punto también es prudente considerar que si nuestra carga es LCL, se corre el riesgo de atraso en el proceso de aduanas, en los casos de que otros clientes contengan cargas que requieran permisos o licencias sanitarias o fitosanitarias para su importación, aumentando así nuestros tiempos en la cadena de abastecimiento.

Los altos niveles de inventarios afectan los costes de la organización, se invierte mayor cantidad de recursos para su resguardo, no se optimiza el espacio de almacenamiento dentro de la bodega y en muchos casos, se ocasionan pérdidas por obsolescencia del inventario, principalmente aquellos productos que contienen fechas de caducidad cercanas.

Se debe de prestar principal atención a los niveles de stock en las bodegas considerando, lead times, cantidades mínimas de orden, punto de re-orden, cantidad máxima de inventarios, créditos disponibles por parte de los vendedores, tiempos de nuestra agencia naviera para transporte de productos y cualquier otra variable que pueda considerarse.

La consideración final es que una mala gestión del inventario se traduce en pérdidas y altos costes para el negocio, aquí radica la importancia de tener siempre lo justo y necesario para garantizar el funcionamiento normal de las operaciones.