Suecia, una nación pionera en el transporte ecológico

26 Abr 2018
CONSIGMAR | CW
16
0

Suecia es un modelo a seguir para la comunidad naviera global, hay mucho que aprender del trabajo que está realizando su industria naval para reducir las emisiones. Los esfuerzos destinados a lograr un sector del transporte marítimo más ecológico en Suecia se describen como una “historia de éxito”.

Recientemente, el Foro Internacional de Transporte de la OCDE (ITF) publicó un nuevo informe: Descarbonización del transporte marítimo: el caso de Suecia. El informe examina los diversos elementos que han puesto al transporte sueco firmemente a la vanguardia medioambiental. “Estamos muy orgullosos de que el transporte sueco haya sido destacado de esta manera por una organización tan eminente. Es una evidencia de que gran parte de lo que estamos haciendo aquí en Suecia es el objetivo”, dijo Edvard Molitor, gerente ambiental de la Autoridad Portuaria de Gotemburgo.

La innovación y los proyectos ecológicos mencionados en el informe se han llevado a cabo, en gran medida, dentro del grupo del puerto de Gotemburgo. Mención especial se hace de la iniciativa de metanol de Stena Line, así como de las compañías navieras de Donsö, Terntank, Erik Thun y Sirius, que son precursoras en el uso del GNL (gas natural licuado) como combustible marítimo.

Según Edvard Molitor, esta evolución es el resultado de una serie de factores, entre ellos el trabajo pionero realizado por varias organizaciones de la industria. “Nuestra tarifa portuaria ambiental es un buen ejemplo, al igual que las innovaciones técnicas en nuestras compañías locales de ingeniería marina. Estos a su vez están vinculados a una importante base de investigación marítima aquí en Gotemburgo. Además, tenemos compañías navieras con una firme ambición de invertir en soluciones ecológicas. Es extremadamente alentador que el informe destaque el efecto de clúster que está surgiendo, que es la base de nuestra situación actual”.

La Autoridad Portuaria de Gotemburgo ha estado trabajando durante mucho tiempo para crear incentivos para que las compañías que usan el puerto elijan alternativas ecológicas. Estos incluyen el acceso a una fuente de alimentación en tierra y un descuento ambiental en la tarifa del puerto. Se utilizan dos índices mundialmente reconocidos como base para el descuento, para el cual un tercio de los buques que hacen escala en el puerto actualmente califican. Los buques que cambian a GNL son elegibles para un descuento adicional.

Sin embargo, el informe no es positivo en todos los frentes. Se resaltan ciertos aspectos que podrían mejorarse. Se señala que Suecia todavía tiene mucho que hacer si quiere lograr un envío sin emisiones de carbono para el año 2050, un objetivo establecido por la Asociación Sueca de Armadores. Si este objetivo se quiere conseguir, los proyectos que ya están en marcha deben ampliarse, lo que a su vez requerirá una mayor consolidación.

“Como país de envío, tenemos una tarea desafiante por delante. Se están logrando cosas buenas en todo el país pero, como indica el informe, aún se requiere el apoyo de las políticas públicas “, dijo Edvard Molitor.