Minimizar los riesgos de roll over o roleo de carga

28 Ago 2018
Consigmar CW
102
0

Cuando el contenedor no es cargado en el buque en el debería de salir, se produce el roll over o roleo de carga que puede tener consecuencias muy graves en el negocio, por lo que es importante conocer sus causas y formas de minimizar los riesgos.

Entre los todos los posibles motivos por los que el embarque de contenedores marítimos puede sufrir algún retraso, la notificación de roll-over o de carga roleada es una de las más difíciles de evitar cuando está asociado a problemas operacionales.

Motivos del roleo de carga

Pueden ser muchas las causas por las que se presente este tipo de contratiempo, aunque la comunicación solamente se incluya la justificación bajo el término “problemas operacionales”.

Los verdaderos motivos pueden definirse en dos aspectos concretos: incidencias técnicas que impiden la carga en el buque y/o el cambio de los contenedores a otro, como problemas mecánicos o de peso; o cuestiones de naturaleza comercial, como la sobreventa de espacios o overbooking, omisiones o que el barco se salte el puerto donde tenía que atracar, entre otros.

En cualquiera de estos casos relacionados con la naviera, se reorganizará la reserva ubicando la carga en la siguiente salida y enviando la actualización para que sea confirmada, sin que sea necesario abonar otros costes.

Cómo minimizar los riesgos

Aunque no es posible evitarlo, se pueden tomar medidas para minimizar el impacto de este contratiempo, como flexibilizar las fechas de salida, realizar la reserva con mayor antelación y evitar, siempre que sea posible, las temporadas de mayor congestión.

El asesoramiento especializado de un operador logístico es la principal recomendación, no sólo para evitar el roleo de carga por razones administrativas, sino para trazar una planificación de rutas con más opciones para redirigir la carga en caso de que fuera necesario, para evitar trasbordos siempre que fuera posible, así como para entablar negociaciones con las navieras.