Nuevo instrumento legal sobre gobernanza de los océanos

11 Sep 2018
Consigmar CW
23
0

El 4 de septiembre ha comenzado una importante negociación en Nueva York sobre la gobernanza de los océanos que aplicará a las zonas conocidas como ‘de alta mar’.

El nuevo instrumento legal para la protección de los océanos, en virtud de la Convención de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (UNCLOS, según las siglas en inglés), está orientado a abordar la necesidad crítica de proporcionar protección ambiental ante actividades como la pesca y la minería.

La Cámara Naviera Internacional (ICS), participa de las negociaciones a fin de garantizar que la iniciativa no incida negativamente en la gobernanza efectiva del transporte marítimo.

Convergencia con Organización Marítima Internacional

A diferencia de otras actividades, la navegación comercial cuenta con un marco global de regulación desarrollado por los 174 miembros de la Organización Marítima Internacional de Naciones Unidas (ONU-IMO).

ONU-IMO regula ya prácticamente todos los aspectos de protección ambiental marítima, incluyendo un sofisticado mecanismo para el Control del Estado Rector del Puerto, por el cual todos los buques son inspeccionados para garantizar el pleno cumplimiento de las normas mundiales de ONU-IMO.

Las negociaciones para alcanzar un nuevo marco de protección ecológico-ambiental a este nivel requiere de la cooperación internacional y de múltiples organismos, ya que a través de éste se intentará conservar y proteger casi dos tercios del océano.

Navegación y Áreas Marinas Protegidas

Es probable que el instrumento, que se adoptaría por los países Parte de la Convención con carácter jurídicamente vinculante y entraría en vigencia para 2020, establezca el desarrollo de herramientas de gestión enfocadas en las Áreas Marinas Protegidas.

En ese sentido, ICS considera que el detalle y la idoneidad de medidas que puedan aplicarse, tales como restricciones de navegación para proteger a las ballenas u otras especies, deberá determinarse por una agencia especializada.

Alrededor de 80.000 buques mercantiles dedicados al comercio internacional operan fuera de las aguas territoriales que deben adherirse a las normas de ONU-IMO durante todo el trayecto, así como al Convenio Internacional para Prevenir la Contaminación por los Buques (MARPOL), previniendo la contaminación causada por factores de funcionamiento o accidentales.

Las reuniones para alcanzar el nuevo instrumento recién han comenzado y se prevén al menos tres sesiones más antes de 2020.