Pautas de un procedimiento antidumping

2 Oct 2018
Consigmar CW
34
0

Una investigación de posible prácticas antidumping se inicia a requerimiento de las empresas afectadas por una práctica de preciso de las importaciones inferior a los que aplica el propio país.

El dumping es una práctica o medida comercial que aplican compañías al exportar a la Unión Europea a precios inferiores al normal del producto a precios locales o costes de producción.

La Comisión Europea es la responsable de investigar las acusaciones de dumping de exportadores de países no pertenecientes a la Unión Europea, y la realiza después de recibir la denuncia por parte de productores de la UE del producto en cuestión, pero también puede actuar por iniciativa propia.

¿Cuánto tiempo puede llevar una investigación antidumping?

La investigación antidumping se inicia luego de publicado el anuncio de la Comisión Europea en el Diario Oficial de la Unión Europea y tiene un plazo máximo de 15 meses.

Los resultados detallados se publican en el Diario Oficial en forma de reglamento, en el que se imponen derechos antidumping, o bien que da por terminado el procedimiento sin que se impongan derechos.

Qué implica el derecho antidumping

Si la investigación demuestra que:

  1. Existe dumping
  2. La industria de la UE ha sufrido perjuicios
  3. Existe relación entre el dumping y los perjuicios registrados
  4. Y, las medidas no serían contrarias a la UE

Entonces podrán imponerse medidas antidumping a las importaciones del producto en cuestión.

Las medidas pueden ser ad valorem, derechos específicos o compromisos relativos a los productos, cuyos encargados de cobrarlos a los importadores son las aduanas nacionales.

Los derechos antidumping tienen normalmente un periodo de 5 años y pueden revisarse, por ejemplo, si se han modificado las circunstancias del exportador.

También los importadores pueden solicitar una revisión, para la devolución total o parcial de los derechos pagados.

Conviene destacar que los derechos antidumping se establecen sobre el origen y el fabricante de las mercancías, quienes pueden también llegar a acuerdos con la UE sobre lo que conviene estar informado.

Para evitar inconvenientes y demoras al momento de importar, lo indicado es contar con el asesoramiento previo. El proveedor de servicios logísticos es quien mejor conoce el sector y quien se asegura de constatar el origen de la mercancía, su fabricante y la aplicación de algún derecho antidumping.