Transporte de medicamentos – optimiza un transporte que requiere temperatura controlada

12 Jul 2019
Consigmar CW
52
0

Cada tipo de mercadería que vamos a transportar requiere de un tratamiento específico. Cuando se trata de mercancías que que pueden verse afectadas por la temperatura ambiental, hablamos de transporte que requiere temperatura controlada. Hoy abordaremos el caso del transporte de medicamentos. Ciertos productos de la industria farmacéutica, tales como los reactivos para análisis clínicos o las vacunas, necesitan estar sujetos a la cadena de frío.

A modo de ejemplo, en el mejor de los casos, una vacuna estropeada por un transporte inadecuado conllevaría a la muerte del virus que la conforma, haciendo que su efecto al aplicarla sea nulo. Sin embargo, como se trata de un organismo vivo, la temperatura podría llegar a generar su proliferación y, al ser aplicada en el paciente, este correría riesgo de vida.

Veamos entonces las medidas a tomar para transportar medicamentos de forma óptima.

Temperatura requerida en el transporte de medicamentos

La temperatura exacta variará de acuerdo al medicamento que se esté transportando. Sin embargo, el rango a tener en cuenta se ubica entre los 190 ºC bajo cero y los 20 ºC.

De acuerdo a la normativa europea vigente, la empresa encargada del transporte de medicamentos tiene la obligación de notificar, tanto al receptor como al distribuidor de los medicamentos en cuestión, si es que hubo una interrupción o desajuste en la cadena de frío mientras las medicinas eran transportadas.

Puedes complementar toda esta información con estos consejos para transportar productos farmacéuticos de forma segura.

Medidas a tomar en el transporte de productos farmacéuticos

Al transportar medicamentos que requieren temperatura controlada, las medidas a tomar son las siguientes:

  • Utilización de camión equipado con sistema de producción de frío o vehículos isotérmicos si es que el transporte tendrá lugar a nivel local
  • Transporte en vehículos específicos para medicamentos
  • Utilizar un registrador de temperatura
  • Comunicar el registro con la solución de gestión de flotas de la empresa transportadora
  • Planificación adecuada de las rutas
  • Instrucciones de carga y descarga exactas
  • Alertar al cliente para que se apronte para la descarga
  • Demostrar al cliente que la mercadería ha sido mantenida en óptimas condiciones durante todo el trayecto

Una de las bases del transporte de medicamentos es que estos no pueden compartir el espacio de traslado con otras mercaderías. Por otra parte, la comunicación con la empresa que provee soluciones para la gestión de flotas permitirá ser notificados de cualquier alteración posible. Por último, nuestros conductores tienen que tener instrucciones precisas acerca de dónde recoger y entregar los medicamentos. Esto último, sumado a una eficiente planificación de las rutas y al hecho de alertar al cliente para que esté listo para nuestra llegada, son las medidas que garantizarán la debida conservación de los medicamentos durante su traslado.