Transporte marítimo internacional paso a paso

La globalización del comercio ofrece grandes perspectivas a la exportación y también el desafío de conocer los detalles del transporte marítimo internacional paso a paso.

Si bien la operación comercial y la operación de transporte puede considerarse un conjunto indivisible, el transporte internacional se compone de varios procesos en los que habrá de moverse la mercancía y una serie de documentos indispensables para que la exportación e importación resulten exitosas.

En ese sentido, conviene realizar un repaso de los principales documentos y procesos que componen el transporte internacional, en particular, el de contenedores.

Fases del transporte internacional de mercancías por vía marítima

La operación de mover la mercancía desde el expedidor hasta el destinatario está en realidad compuesta por una serie de funciones críticas cuya modalidad cambia en función de diversas variables, principalmente, según la naturaleza de la carga:

  1. Transporte de exportación: si la mercancía no se encuentra ya contenerizada, será trasladada a un almacén de consolidación. Este transporte suele realizarse por carretera o combinado con el uso de ferrocarril.
  2. Despacho de aduanas para exportación: se trata de la autorización para la exportación que realizan únicamente los agentes aduana, empresas que cuentan con las licencias válidas para realizar esta operación y son designadas por el agente de carga o por el cargador.
  3. Gestión de carga para exportación: El agente de carga realiza la inspección de carga y puede que también deba realizar una consolidación o grupaje para su contenerización y su traslado a puerto.
  4. Flete marítimo: el expedidor selecciona la línea de envío que permita cumplir con los tiempos y costes establecidos.
  5. Despacho aduanero de importación: al igual que el de exportación, se trata de una formalidad de la que se encarga el agente de carga o un agente de aduanas designado por el consignatario.
  6. Gestión de carga en destino: una vez finalizados los trámites de aduana, la carga en contenedor habrá de salir del puerto y alojarse en un almacén, o incluso descontenerizarla, para su siguiente transporte al consignatario.
  7. Transporte de importación: se destina a la localización del consignatario quien la entregará al remitente.

Aún cuando puedan resultar fácilmente entendibles así descriptos, estos pasos resultan en realidad una operación llena de complejidades y micro actividades que han de ser documentadas, pues involucran a una cantidad de actores y costes.

Remitente, consignatario, gente de carga y línea de envío son los roles clave en la operación y, cada uno de las 7 situaciones anteriores tiene un coste que, deberá quedar establecido en el contrato, quién lo cubrirá.

Cualquier error u omisión dentro de estos procesos puede tener, como consecuencia, enormes contratiempos y pérdidas económicas de proporciones considerables.

Además de todos estos costes operativos, habrán de considerarse, por ejemplo, los seguros y las autorizaciones específicas según el tipo de producto, así como otros costes de manipulación que podrían no haberse incluido en la contratación de servicios.

En CONSIGMAR, además de una extensa experiencia como operador logístico internacional, contamos conprofesionales especializados que brindan todo el asesoramiento para realizar operaciones internacionales de exportación e importación exitosas y sin sorpresas.