Es tiempo de envíos. La navidad es de hecho el momento del año donde más tránsito logístico existe. Un período de gran actividad en el comercio internacional creciente, debido a que personas de todo el mundo buscan enviar y recibir regalos y productos de todo tipo.
Las aduanas, hoy por hoy, no se limitan a ejercer una función meramente burocrática. Las aduanas tienen un papel fundamental en la protección del medio ambiente a través de la implementación y aplicación de regulaciones aduaneras relacionadas con el comercio de bienes y servicios. Estas regulaciones buscan prevenir y controlar el movimiento transfronterizo de productos que puedan ser perjudiciales para el entorno natural y para las propias personas.
La transformación digital no solo está inmersa en la sociedad de a pie. Las grandes industrias, incluida la industria aeronáutica o aeroportuaria, también se benefician de todos sus avances. Avances presentes y futuros con un mismo objetivo: mejorar la eficiencia y los servicios.
El sector portuario es uno de los motores económicos más importantes del mundo. Pero no solo en lo que respecta al área económica, gracias a este tipo de servicio, cualquier persona, de cualquier parte del mundo, puede recibir productos del otro lado del planeta en cuestión de días.
Disfrutar hoy, en pleno Madrid, de una merluza al horno depende de muchos factores, siendo uno de los más importantes el transporte refrigerado. Un transporte que permite desplazar productos perecederos desde cualquier parte del país o incluso del mundo, para que cualquier persona pueda disfrutar de manjares exóticos o no propios de su zona.

El déficit que vivimos hoy en España, se triplicó el pasado año, alcanzando en pleno mes de noviembre, los 60.289 millones de euros. Las principales razones de ello son los topes en el precio de la energía y muchas de las materias primas de las que dependen cientos de empresas...