El comercio marítimo sufre la escasez de contenedores.

11 Mar 2021
CONSIGMAR | MK
104
0

La crisis sanitaria del Covid-19 ha supuesto una influencia negativa para el comercio del mar en el año 2021.Influencia que sigue marcando el rumbo este año. Las tasas de transporte marítimo entre los países de China y Estados Unidos han visto un incremento de 193% si lo comparamos con el año anterior. Debido a esto, el coste del envío es tres veces más caro. Lo que supone un incremento que sitúa el coste de un contenedor en los 7.000€.

¿Cuál es el problema que ha causado este incremento en el precio de los contenedores?

El principal factor de este problema es la insuficiencia de contenedores para hacer llegar a los países de Occidente, todo el material del gigante Asiático.

Debido a la alta demanda, los precios se han incrementado, generando ciertos problemas de gestión y provocando grandes retrasos dentro de América.

Es cierto que ya veíamos observando cierto desequilibrio entre el comercio de China y Estaos Unidos desde hace tiempo. Un desequilibrio que se ha visto acusado por la crisis sanitaria del Covid-19.

En el año 2020 las restricciones que tomaron los diferentes países para paliar los efectos de la pandemia, supusieron grandes bloqueos de contenedores en Europa y Estados Unidos.

Además de eso, el confinamiento supuesto la quiebra de grandes empresas, recortes de plantilla y reducción de flotas mercantes. Algo que propicio el hecho de que muchos contenedores no fueran devueltos a China.

Tras el paso del tiempo, la economía se ha ido recuperando lentamente y la demanda de contenedores se ha visto incrementada.

¿Cómo ha afectado a Europa?

Pese a que el foco del problema se sitúa en el intercambio mercantil de China y estados Unidos, el comercio Europeo se ha visto afectado de manera notable.

Actualmente, el precio de enviar un contenedor desde China a Europa cuesta el doble, de lo que costaba hace un año.

Los puertos marítimos de Europa, denuncian estos hechos mediante ESPO y las consecuencias que están generando en entre sus clientes. Unas consecuencias que generan desconfianza y pérdida de oportunidad de negocios emergentes.

Por todo ello, los importadores deben esperar a que esta situación se suavice o aceptar los altos precios que se encuentran en la actualidad.

Ahora la duda se sitúa en qué incremento puede asumir el empresario y cómo va a afectar a los clientes.

¿Cuál es la solución al problema?

La fabricación de mayor número de contenedores podría ser una solución. Sin embargo, fabricar contenedores requiere de mucho tiempo. Aunque actualmente China se encuentra incrementando su producción, no es suficiente para solventar el problema.

Debemos confiar en la ciencia y esperar que la vacunación masiva de la población mundial, haciendo hincapié en el personal marítimo, acabe por solventar los problemas producidos.

Lo que está claro es que mientras continúe la situación de desequilibrio entre China y Estados Unidos, el comercio europeo e Internacional sufrirá las consecuencias.