Estas son las razones por las que la mercancía puede retrasarse

Pasan los días y el pedido que esperabas sigue sin llegar. Esta situación no solo puede limitarte a la hora de trabajar, sino también hacerte perder clientes que dependen de esa mercancía para poder seguir trabajando. En definitiva, se convierte en una especie de torbellino que acaba englobándolo todo.

Existen muchas razones por las que el pedido puede retrasarse: desde un exceso de trabajo por parte del proveedor hasta un accidente o un acontecimiento como el vivido por la COVID-19.

Como normal general, las causas más frecuentes por las que una mercancía puede retrasarse son:

Fechas especiales.

Existen temporadas o fechas en las que el sector de la logística (sobre todo si no está bien organizado) puede descontrolarse. La época de la navidad, donde las ventas se disparan y los proveedores viven jornadas laborales intensas, es un claro ejemplo de ello.

Si nos remitimos al extranjero, el año nuevo Chino, suele ser una época en la que los envíos procedentes de este país se retrasen más de lo normal.

Exceso de tráfico

El tráfico es algo difícil de controlar. Si bien es cierto que también se encuentra relacionado con las fechas claves del año, hay atascos que no se pueden prever. Por eso, son muchas las empresas que deciden escoger el medio de transporte marítimo o aéreo para el envío y recepción de su mercancía.

Accidentes en la vía, obras o construcciones de diversa índole son otras de las causas que pueden propiciar un retraso en la mercancía.

Errores de documentación

Dentro del sector de la logística, los documentos son clave para garantizar tanto la seguridad de la mercancía como la de los trabajadores y la propia integridad de la empresa.

En caso de que alguno de los documentos necesarios para enviar o decepcionar una mercancía sea erróneo o falten, puede provocar una retención en aduanas y retrasar la recepción del envío. De ahí la importancia de conocer y formar a los trabajadores en la documentación requerida en cada caso concreto.

A su vez, es importante contar con que ciertas mercancías especiales requieren permisos especiales para poder entrar a un determinado estado o país.

Herramientas de identificación de rutas antiguas

Un software de identificación de rutas obsoleto tanto a nivel marítimo como terrestre puede ocasionar errores en el cálculo del mejor trayecto para llegar a un punto.

Algo que ocasionará retrasos al no escoger la mejor vía en servicio en el momento de realizar el transporte. De ahí, la importancia de que las empresas cuenten con equipos actualizados y en pleno rendimiento.

Acontecimientos históricos

Todos hemos visto como la pandemia ha generado unas relevantes repercusiones en el sector del transporte intencional. Las restricciones de cada país, el cierre de establecimientos y, sobre todo, la incertidumbre, han hecho que millones de productos no pudiera llegar a su lugar de destino.

Pero la COVID no es el único acontecimiento reciente que ha provocado retrasos. Otro ejemplo es el atasco producido en el Canal de Suez, que tuvo retenidos cientos de buques y ocasionó millones de euros en pérdidas económicas.

Acontecimientos y situaciones que surgen de improvisto y marcan un antes y un después. Acontecimientos que si bien es difícil prevenir si pueden subsanar los problemas causados con una correcta organización logística nacional e internacional.