Guia completa sobre el proceso de importacion de mercancias

Guía completa sobre el proceso de importación de mercancías

Quizás estés emprendiendo un nuevo negocio o quizás acabes de adentrarte en este mundo y no tengas muy claro cómo es el proceso de importación de mercancías. Para empezar, diremos que la importación no es ni más ni menos que introducir a un país una mercancía proveniente de un tercer país. Dentro de Europa no se considera importación, ya que al pertenecer al Espacio Económico Europeo este tipo de procesos se toman como adquisición intracomunitaria de bienes.

Os vamos a contar cómo es el proceso de importación, tanto si estás interesado en hacerlo como si te puede la “sana curiosidad”.

Elegir la mercancía

Uno de los primeros pasos a la hora de importar es saber qué se quiere importar. Aunque pueda parecer obvio, no todo el mundo tiene claro. Existen estudios y especialistas que pueden aconsejarte cuáles son los productos de importación que dan mayor o menor rentabilidad. En cualquier caso, se trata de un punto que puede dar por sí misma para otra guía. Sin embargo, es algo que tienes que tener muy claro antes de dar el siguiente paso.

Elige el proveedor

Algo que a priori, puede causar temor y generar dudas. Los comienzos no son fáciles y conocer un buen proveedor puede llevar tiempo. Para eso, es útil acudir a ferias o congresos donde se publicitan diferentes proveedores de sectores concretos. Por norma general, este tipo de proveedores ofrecen, cuanto menos, confianza. Después de esto puedes contactar con el encargado o agendar una llamada. No aceptes al primer proveedor, consulta otros y elige el que mejores condiciones te pueda ofrecer.

A la hora de elegir un proveedor, en caso de que vayas a buscarlo en una feria, tampoco es cuestión de ir a todos los que asistan. Echa un vistazo previamente a la web de la feria y consulta los proveedores que irá. Investígalos. Hoy en día es posible obtener información de mucho valor mediante la red.

La compra de mercancía

Ahora que ya sabes tanto el producto como el proveedor, empiezan las negociaciones. Todo va a depender en mayor medida de dos factores: el producto o mercancía y el país de origen del proveedor. No es lo mismo contactar con un proveedor de oriente que hacerlo con uno proveniente de la unión europea. En algunos casos la negación puede ser corta y clara y en otros, larga y confusa. Siempre es preferible pedir una muestra del producto, incluso en caso de que haya que pagarla. De esta manera, nos ahorraremos disgustos en el futuro.

¿Qué documentación es necesaria?

A la hora de hacer una importación, lo normal es que sean necesarios una serie de documentos como:

La factura comercial

Es la factura que emitió el propio proveedor y en ella debe figurar todos los datos, el tipo de mercancía, el precio y condiciones de negocio.

Packing List

Este tipo de documento también lo hace el proveedor y en él, debe detallar todo el contenido del envío. Desde el número de bultos, al peso o medidas. Un aspecto que cobra mucha relevancia en caso de ser un grupaje.

Bill of Lading

Este famoso documento es el expedido en el origen. También es un documento que deberá entregar tu proveedor en el momento de pago. Gracias a este documento, precisamente, podrás conseguir la entrega de la mercancía.

Certificado de origen

En caso de que la mercancía esté sujeta a algún gravamen arancelario con opción a beneficios, el documento oficial debe ser aprobado. Se usa un tipo de documento: FORM A.

Elegir la empresa de transporte

Elegir la empresa de transporte es, claramente, uno de los puntos fuertes en el proceso de importación. A la hora de elegir uno u otro tipo de transporte o empresa, debes fijarte en una serie de datos como.

El tamaño. No es lo mismo enviar mercancía de poco volumen y gran valor a hacerlo con mercancía que ocupe un alto volumen, pero que, sin embargo, no tenga tanto valor o no se necesite un envío rápido. Hay que barajar por ello las características de la mercancía para elegir el transporte adecuado y, por ende, la compañía.

También es relevante cerciorarse del tipo de servicio que ofrece la compañía en la que te has fijado. No todos ofrecen la misma seguridad a la hora de transportar mercancías ni las mismas garantías.

El precio es sin duda un aspecto fundamental a tener en cuenta. Es necesario que barajes el presupuesto personalizado para cada tipo de envío. Pero no te fijes unívocamente en el precio en sí, observa si el precio atiende a reglas de relación calidad-precio. A veces lo barato, sale caro.

Especialización. Otro de los factores en los que te debes fijar es el tipo de mercancía en la que están especializados. Hay empresas que, por ejemplo, cuentan con especialización concreta en productos perdedores, otros en material sanitario, cosméticos, etc.

En Consigmar, llevamos desde el año 1974 ofreciendo servicios de transporte por mar, tierra y aire. Ponemos a tu disposición contenedora que se adaptan a tu mercancía para asegurar que la importación se lleve a cabo de manera precisa y sin altercados. Y todo velando porque la salud de nuestros trabajadores y del propio planeta no sufra ningún tipo de repercusión. Nuestro valor añadido y punto que marca la diferencia.

Nos ponemos en tus manos para encontrar la solución que se ajuste a tus necesidades. ¿Hablamos?

Contacta sin compromiso con nuestro equipo de asesores.