Seguro de carga – su importancia en el transporte marítimo

13 Dic 2019
Consigmar CW
408
0

Año a año, diversas empresas del comercio que confían en la industria del transporte marítimo se ven en la difícil situación de tener que asumir costes por haber omitido la contratación de un seguro de carga. Las travesías marítimas son largas y las mercancías quedan expuestas a una serie de riesgos que, en caso de concretarse, pueden ser económicamente subsanados gracias a la acción de un seguro. Exploremos en la importancia de este servicio.

El seguro de carga como garantía de la preservación de las mercancías

El comercio internacional acepta las reglas con las que operan las compañías marítimas, las cuales son antiguas y están destinadas a eximirlas de la responsabilidad en el daño sufrido en las mercancías que transportan. Existen tres formas de clasificar los eventos que pueden ocurrir a bordo, los cuales detallaremos a continuación, pero antes recordaremos que la mejor forma de prevenir cualquier pérdida material es a través de la contratación de un seguro de carga:

  • Actos de Dios
  • Actos de guerra
  • Fallas inherentes a los productos

Es decir, que ya sea por un hecho ajeno a la voluntad de la tripulación de la nave como a fallas que los productos puedan tener, la naviera queda eximida de responsabilidades. Sin embargo, hay ocasiones en las que sí deben responder por los daños ocurridos, pero su obligación es sobre un porcentaje mínimo de la carga.

Aunque los naufragios no son frecuentes, durante el trayecto suceden acontecimientos que ponen en riesgo la mercancía que hemos embarcado. Estos son:

  • Golpes debido al movimiento y a un embalaje no adecuado
  • Daños por agua
  • Piratería

Tipos de seguros y cómo elegirlos

Existe una amplia gama de pólizas para cubrir los diversos daños o robos que se pueden generar:

  • Desastres naturales
  • Robos
  • Daños
  • Incendio
  • Accidentes

El seguro no es el único documento marítimo necesario para trasladar mercancías. Aquí te contamos acerca del bill of lading y del sea waybill.

Si bien pueden elegirse individualmente, lo más recomendable es optar por una póliza integral, ya que sería muy perjudicial para nuestro negocio el hecho de de contratar una póliza contra incendio y que la mercadería resultara dañada por el agua. En cuánto a la vía de acceso a dichos seguros, esta suele ser elegida de acuerdo a las características de la empresa:

  • Grandes empresas: contratación directa con las aseguradoras.
  • PyMEs: a través de un agente de carga.